vitamina d

DÉFICIT DE VITAMINA D: SÍNTOMAS, CONSECUENCIAS, TRATAMIENTO…

DÉFICIT DE VITAMINA D: SÍNTOMAS, CONSECUENCIAS, TRATAMIENTO…

La vitamina D es fundamental, ya que ayuda a nuestro cuerpo a absorber el calcio correctamente, además de ser fundamental también para los sistemas nervioso, muscular e inmunitario. Podemos obtenerla a través de la piel mediante el sol, de nuestra dieta o de suplementos. Sin embargo, si nuestro cuerpo no recibe la cantidad suficiente tendremos un déficit de vitamina D que puede provocar enfermedades relacionadas con los huesos como la osteoporosis o el raquitismo.

¿Qué síntomas presenta el déficit de vitamina D?

Cuando nuestro cuerpo presenta un déficit de vitamina D probablemente nos sintamos muy cansados y con mucha fatiga durante bastante tiempo, mostramos un mayor pesimismo y un estado de ánimo más deprimido, mayor debilidad muscular, nerviosismo e insomnio, etc.

Probablemente al sentir estos síntomas no pensemos que se puede deber a un déficit de vitamina D, sino a cualquier otra afección o enfermedad. Por ello es importante acudir a nuestro médico de familia para que nos realice las pruebas oportunas y así descartar cualquier enfermedad grave.

Para conocer si realmente padecemos un déficit de vitamina D tendremos que hacernos un análisis de sangre que indicará los niveles de vitamina D que tenemos en nuestro cuerpo. Para adultos esta cifra no tiene que ser inferior a 600.

¿Qué consecuencias presenta un déficit de vitamina D?

Si no se trata el déficit de vitamina D y se prolonga durante el tiempo puede suponer graves consecuencias para la salud. Puede desencadenar en enfermedades óseas como la osteoporosis, el raquitismo en niños o fracturas debido a la pérdida de densidad ósea.

Además, también puede provocar otro tipo de enfermedades o dolencias ya que el déficit de vitamina D afecta al sistema inmune, haciendo que las defensas de nuestro cuerpo disminuyan y por lo tanto exista más probabilidad de poder contagiarnos o contraer cualquier enfermedad.

¿Qué tratamiento se puede seguir?

Como hemos comentado anteriormente, la vitamina D la podemos obtener a través de la piel, de nuestra alimentación o con suplementos. En aquellos casos en los que el déficit no es severo se puede tratar con una mayor exposición solar o tomando alimentos con un alto contenido en vitamina D como son los pescados grasos como el salmón, el atún, la caballa, los huevos y el queso. Sin embargo, cuando el déficit de vitamina D es considerablemente alto se debe seguir un tratamiento adecuado y recetado por un médico o especialista. Es entonces cuando se pueden tomar suplementos de vitamina D o medicamentos que nos aporten la cantidad que nuestro cuerpo necesita y así evitar las consecuencias que hemos mencionado anteriormente.

Es importante tener precaución cuando nos expongamos al sol, pues una sobreexposición puede desencadenar graves problemas. Cuando tomemos el sol debemos utilizar protección solar de +50 para evitar problemas dermatológicos como quemaduras, el envejecimiento prematuro de la piel o enfermedades como cáncer de piel.

En Adeslas ofrecemos los seguros de salud con el mayor cuadro médico del país, contando con más de 43.000 profesionales y más de 1.150 centros médicos, además de disfrutar de todas las ventajas de la sanidad privada, sin largas listas de esperas y pruebas como análisis clínicos en el momento que tú elijas. Llámanos al 91 327 08 50 y te asesoraremos personalmente sobre qué seguro se adapta mejor a tu situación y necesidades y a las de los tuyos.

vitamina d

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *