gripe y resfriados

DIFERENCIAS ENTRE LA GRIPE Y LOS RESFRIADOS

DIFERENCIAS ENTRE LA GRIPE Y LOS RESFRIADOS

Con la llegada del frío también llegan las enfermedades respiratorias como la gripe y los resfriados. Aunque tengan síntomas similares es importante diferenciarlas bien, pues su intensidad y su riesgo de complicación no es el mismo, de manera que cada una de ellas tiene un tratamiento distinto a seguir para su completa curación.

Principales diferencias

Estas dos enfermedades son causadas por un virus, aunque no es el mismo. Son muchos los síntomas que tienen en común, por eso es muy fácil confundirlas: congestión nasal y mucosidad, tos y dolor de garganta, estornudos, dolor de cabeza, pérdida del apetito y malestar general.

Sin embargo, tienen muchos otros síntomas diferentes y que resultan evidentes para reconocer de qué tipo de enfermedad se trata. La principal diferencia se encuentra en la intensidad de los síntomas, pues la gripe es mucho más intensa y debilita mucho más que el resfriado, produciendo fatiga, escalofríos y dolor muscular. Además, la gripe provoca fiebre alta, mientras que el resfriado no causa fiebre o, si lo hace, es muy baja. Por último, la gripe aparece de forma súbita y puede durar entre una y dos semanas, a diferencia del resfriado, que aparece de forma gradual y su duración es más corta.

Tratamientos

El tratamiento de ambas enfermedades es muy similar. Sin embargo, si se produce alguna complicación, tanto en el caso de la gripe como en el caso del resfriado, es importante acudir al médico para que aplique otro tratamiento más efectivo.

Se recomienda tomar analgésicos, ya que alivian y reducen los dolores de cabeza y musculares entre otros, y antitérmicos, como el paracetamol, para que ayuden a reducir la fiebre. También se deben tomar medicamentos antitusivos, descongestionantes y expectorantes que ayuden a eliminar la mucosidad. Se aconseja tomar abundantes líquidos, agua, zumos, sopas e infusiones para ayudar a reducir la mucosidad. Por último, es muy importante descansar, sobre todo durante los primeros días en los que los síntomas son más intensos, de lo contrario podría darse alguna complicación y empeorar el estado de salud.

Es muy importante tratar a tiempo estas enfermedades y darles la importancia que tienen, pues de lo contrario se podría producir alguna complicación y desencadenar en enfermedades respiratorias de mayor gravedad como pueden ser la bronquitis, la neumonía o la pulmonía.

Con nuestros seguros de salud de Adeslas dispondrás de la mejor asistencia sanitaria con todas las ventajas de la sanidad privada. Llámanos al 91 327 08 50 para nuevas contrataciones o si necesitas asesoramiento sobre cualquier seguro.  

gripe y resfriados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *